Blogia
Cierzo y Niebla

NACIONALISMO COMARCAL

Parece mentira en  una comarca como el Bajo Martín, los amplios y variados sentidos de nacionalismo local que se detectan, al amparo de un gentilicio que suponen para los demás un cliché de actitud de comportamiento y hasta de ideas políticas. Asignados por decreto a cada poblador de la misma-He pasado más de veinte años de mi vida, residiendo habitualmente en varios pueblos de la comarca (La Puebla, Hijar, Albalate) tengo que reconocer la variedad distintiva del carácter y estilo humano de relación que en términos generales se adopta en cada pueblo.- Razones históricas, sociales, de tradición y composición económica en cada uno de ellos, marcan posiciones más o menos diferenciadas con el resto, que si bien no son actualmente excluyentes, si que algún descerebrado se empeña en potenciar.-Todavía existe, sobre todo en la población de mediana edad (40/60 años) un sectarismo relacional, interesado en marcar las diferencias entre poblanos, hijaranos, albalatinos, samperinos, urreanos, etc.-

Que alguien lo piense fríamente, 7.500 habitantes repartidos en nueve municipios, con matrimonios entrelazados entre varios de ellos, suponen cuatro calles de cualquier barrio zaragozano.- Pues bien a pesar de ellos, seguimos compitiendo entre nosotros, creyéndonos el ombligo de la comarca, una clase social y humana diferente a los demás, por supuesto superior.- Nos salva la interrelación de la juventud, que rompe estos estereotipos, pero la franja de mediana edad, bien por que se aposenta en su pueblo, por acomodamiento, por pereza, o por no se qué, cada día muestra con más fuerza el estandarte de localismo a ultranza.- Nuestras mejores fiestas, carrozas, semana santa, peanas, nuestro mejor pueblo, la consabida frase de “a pueblo peor que el tuyo no vayas”, constituyen un conjunto de necedades de uso común entre una franja importante de la población.- Siempre he pensado que para luchar contra los nacionalismos hay que viajar, relacionarse, hablar con el vecino…..todo esto rompe moldes, sambenitos, y calificaciones espontáneas a la vez que inútiles y mal fundamentadas.- Tenemos la obligación moral de conocernos en nuestra comarca, llevamos años y años juntos y seguimos pensando que “nuestros balcones son los mejores” y “nuestros hijos los más guapos”.- Viajemos en comarca, visitemos las fiestas de los pueblos vecinos siempre que podamos, la semana santa, etc.-Abramos nuestras mentes a actos culturales que se desarrollan en todo nuestro entorno y a los que solo acudimos los quince/veinte de siempre, volcándonos solamente en lo nuestro con un localismo exacerbado que solo contribuye al aislamiento social.- Contra el nacionalismo…….¡viajar! y ¡compartir!

El verano es una buena época para ello.-

 

Fdo. Mariano Esteban Vidal

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

5 comentarios

hijarano -

Pues yo veo triste que se tengan que hacer las cosas para superar al vecino ...

Pascual -

Donde pone "aunque le cueste el puesto de alcalde", quise decir "para que no le cueste el puesto".

Pascual -

En el año 2001 escribi esto en el Adarve:

EL BAJO MARTIN, UNA COMARCA QUE DEBERIA SER LA DE TODOS.

El martes 25 de septiembre del 2001, se rindió homenaje póstumo a Pedro Lain Entralgo, natural de Urrea de Gaen; puede decirse que se le rindieron dos.
Uno el de su pueblo, seguramente mas íntimo y más familiar, para un hombre que ha alcanzado tantos reconocimientos y notoriedades, seguramente estos tan sencillos y sin parafernalia, les resultaría al menos muy satisfactorio e interesante.
El otro es el que se le rindió en Hijar, en el Instituto que lleva su nombre y que el mismo inauguró. Recordamos los problemas locales y comarcales para su construcción, cada cual por su lado. Por supuesto todos opinaban menos los que iban a ser sus usuarios y disfrutarios, ya opinamos y berreamos algunos mayores, que para eso nos las pintamos de maravilla y no necesitamos institutos.
Creo que un instituto comarcal es muy interesante por diferentes motivos, y algunos de lo más interesante.
_Al ser para muchos muchachos, puede disponer de muchos mas medios que cualquier centro local, no olvidemos que nuestros pueblos van en franco retroceso de habitantes y no se puede invertir en medios para unos pocos, cuando se pueden emplear para muchos.
_Los muchachos de los diferentes pueblos aprenden a convivir juntos y a conocerse, que a la larga resulta de lo más interesante y seguramente se dejan atrás muchas de las viejas rivalidades entre pueblos.
_Los muchachos que acuden al instituto son en su mayoría adolescentes que están formando su personalidad, y cuanto más amplio y abierto sea su panorama, lógicamente, mas puede desarrollarse su personalidad.
_Quizá y es de lo que se trata, todos sean capaces de verse como parte de un mismo lugar y de un mismo proyecto que es nuestra pequeña comarca del Bajo Martín, en ella no somos mas de 8000 personas, pero si fuéramos capaces de juntar nuestros esfuerzos de cara al futuro, todo seria mas fácil, ya que los que hoy somos mayores no hemos sido capaces de emprender muchas cosas en común, parece que tan solo las que no hemos tenido mas remedio que tragarnos, es de desear que el futuro, que son estos chavales, sea de franca cooperación.
_Una de las obras de Pedro Lain Entralgo, se llama La Empresa de ser Hombres, casi nada. Hagamos entre todos que este Instituto sea eso, una empresa de hacer hombres/mujeres con mentes claras y corazones abiertos, bastante niebla y cerrazón hay por ahí, vamos aquí a hacer las cosas bien y llevarlo a cabo.
_Al igual que el cauce del río Martín, día tras día, con sus aguas lleva y ha llevado vida y alegría por toda su comarca, y durante años ha sido el principal valedor de todos los aquí residentes, el Instituto tiene que ser el cauce del futuro para los que a el acuden diariamente.
_El Instituto esta sostenido por un montón de chavales de TODA la comarca que le dan vida y razón de ser.
_Los mayores lo que tienen que hacer es dotarlo de medios y asegurar su buena gestión, sin meterse en camisas de once baras.
-A ver cuantas cosas tan necesarias y aprovechables como esta somos capaces de hacer entre todos.

Ese es el cauce, la formacion en comun y sin localismos.
Durante estos años hemos seguido con los reinos de taifas, luchas politicas entre pueblos y poca solidaridad.
Poligonos y poligonicos industriales en cada pueblo, olvidando que el que habia que potenciar es la Venta del Barro y ahi si esta una parte del futuro. Eso si, cada alcalde solo mirando a las elecciones cercanas sin ver el futuro aunque le cueste el puesto de alcalde, ¿porque?. ¿Tanto tira la poltrona? .
Para mi la Comarca no es el mal, es su gestion, una gestion que deveria ser mas cercana y mas haciendo comarca. Nuestros politicos locales y comarcales, a menudo nos son tan lejanos como los de Zaragoza o Madrid.
Para hacer comarca lo primero que hay que hacer es creer en ella, que es lo que cada pueblo y cada dirigente puede aportar, en vez de ver que es lo que puede sacar.
Buen rollo.

Vanvazul -

Lamentablemente, si no fuera por ese sentimiento que tanto se critica en el artículo, no se haría nada en nuestros pueblos. El ansia por superarse y hacer las cosa mejor que el vecino, supone un motor y proporciona una ilusión camuflando la realidad de que en nuestros pueblos no hay ningún futuro y de que pronto nos tendremos que rendir a la evidencia de que nuestra provincia sólo será una reserva de caza para los forasteros ricos..

Mestizo -

habría que sumarle que otro gran error es haber creado tantísimas comarcas en Aragón. No tiene ningún sentido económico, histórico, social... que existan por ejemplo, 5 comarcas en el bajo aragón yhistórico, pudiendo haber hecho una comarca más realista y con más potencialidades, sin tanto trepa, sin tanto clientelismo, sin.... etc...

El Bajo Martín es un mal invento, pero nos tenemos que aguantar.
Así han conseguido el clientelismo y la fuerza sufiente algunos PARtidos, y los demás, esperando a colocar cuando les toque.
POr una Comarcalización Razonable.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres