Blogia
Cierzo y Niebla

El verdadero amor

Acaban de pasar los enamorados. Lleno de detalles amorosos, estúpidos y saturado de palabras bonitas, como cariño, corazón, etc...

No hace mucho un amigo me comentaba que el amor verdadero (está comprobado científicamente) no dura más de cuatro años, y que por eso estas nuevas modas de celebrar tantas bodas y divorcios.

Pues bien. Yo me río de todo esto y no por mí, ni por la experiencia propia que tan satisfactoria es. Lo digo por alguien que nos acaba de dejar. Estoy hablando de mi tío Manolo “El Lucero”.

Esta pareja nunca necesitó un día de los enamorados para demostrase el amor el uno al otro. Posiblemente todos los días del año podrían haber celebrado el día de los enamorados.

 A diario entraban al bar a tomarse un cortado, un carajillo y la única palabra que había encima de la mesa era por si alguno hacía algún renuncio en sus partidas de guiñote.

¿Quién de nosotros no ha visto pasear al Manolo y a la Marcelina cogidos de la mano por las calles de nuestro pueblo?

Pues hoy la Marcelina también salía acompañada, pero esta vez no era de la mano de su Manolo, pues este nos ha dejado. Salía acompañada de su hijo Miguel Ángel y de su nieta. En su cara se podía leer todo lo que yo en esta carta no podría describir.

Adiós Manolo, nos acordaremos de ti, y con esta carta sólo quiero resaltar a estos héroes cotidianos como tú.

Hasta siempre Lucero.

 

 

Gregorio Pastor (GORY)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Miguel Barrera Larrea -

Joder, no voy a entrar más en estos artículos porque me hacen llorar.
Tienes toda la razón Carlos sobre tu hermano y no quiero entrar en detalles pero tu no te quedas atrás. De acuerdo que seríamos mejores personas y seríamos más felices si con el corazón en la mano nos dijéramos más veces y a la cara las cosas bonitas y buenas que pensamos de los demás y no estar continuamente echándonos mierda unos a otros.Y como decía alguno en los comentarios de arriba, un recuerdo para el "tío Lucero", yo también he cantado con él la jota de "no plantes nunca viña" que tanto le gustaba. UN ABRAZO PARA LOS DOS Y PARA VUESTRA FAMILIA.

Carlos Gómez Pina -

Gracias Margeli. Me has emocionado con tus palabras tan emotivas y sinceras. De verdad te lo agradezo. Pues que voy a decir de mi "tato" pues que es un fenómeno en todos los sentidos (aunque no se lo suela decir). Seguramente que estará muy afectado, lo veo en la distancia, pero tiene que tener la conciencia muy tranquila porque èl lo ha dado todo por su abuelo y sabe perfectamente que desde donde esté, el "lucero" se lo estará agradeciendo eternamente. Como lo cuidaba, cómo le daba de comer, con que delicadeza le hablaba...... la mirada entre los dos lo decía todo.
Desde aquí, margeli, te agradezo tus palabras, ya que me han servido de mucho ánimo para estos días que han sido un poco regulares.
Bueno y desde Argentina darles muchos ánimos a todos mis familiares, padres, abuela, cuñada, hermano, tío y prima y también a todos los hijaranos.
Os echo de menos. Un abrazo enorme.

anonimo -

Desde la distancia que me impide poder acompañar a la familia en ese triste momento, mi recuerdo para el Tio Lucero.No plantes nunca viña junto al camíno......

Miguel Barrera Larrea -

Muy bien Mª Carmen, me he emocionado leyendo tu comentario, se nota donde hay corazón y las cosas que se escriben se dicen de verdad, se desnuda tu corazón ante la persona que quieres.
Un abrazo para ti y para Jesús

Mari Carmen Balfagón Gómez -

Muy bonita esta carta Gori. Como nieta aunque política te doy las gracias por este recuerdo hacia el abuelo lucero. Es cierto que cada día nos daban a todos una lección de lo que es el verdadero amor, pero yo también quiero hacer referencia a otro tipo de amor...el de un nieto hacia su abuelo. Estoy hablando del amor y de las grandes muestras del mismo que en su día sentí y dí a mi abuelo Manolico y que todavía hoy siento igual o mas fuerte y de cada uno de los gestos con que su nieto Jesús le ha demostrado a su abuelo cuantísimo le quería. Hablo de él porque indudablemente es el que mas cercano tengo. Siempre he sido testigo de lo muchísimo que ha querido a sus abuelos...pero este mes y medio (desde aquel día en que una simple fractura de cadera desencadenó todo), lo he sido si cabe todavía mas. Posiblemente y conociéndole como le conozco él preferiría que todo esto quedase en el mas puro anonimato, pues a él le bastaba como agradecimiento una simple sonrisa de su abuelo, pero hoy siento la necesidad de dejar constancia de ello y quizás sirva de ejemplo para muchos otros nietos, porque eso es lo que ha sido, un verdadero ejemplo de como un nieto puede hacer feliz a un abuelo. Y de este modo, cuando llega el día en que ellos nos dejan....te queda la enorme sensación y el gran recuerdo de saber que en vida...hiciste sonreir y en definitiva ser feliz a ese anciano que es tu abuelo/a. Durante estos días he visto como le daba de comer, como le daba de beber, como le humedecía los labios, como le acariciaba, como le inundaba de besos, con que ternura le hablaba...y he vivido en casa como variaba su estado de ánimo en función de si observaba una pequeña mejora o un pequeño retroceso en el estado de salud de su abuelo. También tengo que decir que tú, Carlos hasta que te marchaste para tierras Argeninas has hecho lo mismo y que en tu última visita a la residencia...pude observar la preocupación que denotaba tu mirada por saber que quizás eso era una despedida para siempre. Así que estoy segura de que el Manolo "el Lucero", como tú dices Gori...hoy está sonriendo por llevarse tanto amor de su nietos. La huella que nos ha dejado...simplemente imborrable. Un millón de besos hasta donde quiera que estén esos abuelos a los que hemos querido, queremos y querremos tanto...

Pascual -

Hay personas que calan hondo en quien se roza con ellas, Manolo fue una de ellas. Siempre con ganas de estar, de una buena charrada, con una frase amable y con esa calma y cariño con la que siempre me/nos trato a los amigos.
No hay suficientes palabras Manolo para recordarte. Pero si motivos, los mejores.
Un abrazo a la familia.

Cris -

Qué razón tienes Gory!!! La verdad es q daba gusto verlos, como se apoyaban el uno en el otro. Hay muchas parejas de mayores q se tienen ese respeto y esa admiración. Un beso a la familia.

Enchufado -

Coincido contigo en el sentimiento que transmitían los dos cuando paseaban junto a la barbacana, o cuando en las comidas de fiestas que hicieron para nuestros mayores el Lucero se arrancaba con alguna que otra jota. Un abrazo enorme a la familia y mi más sentido pésame. Eloy
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres